RAIZ DEL DIABLO

...Universal delicia,
no esperabas mi canto,
por que eres sorda y ciega
y enterrada...

(Pablo Neruda)

Fueron muchas plantas desconocidas hasta ese momento las que los descubridores y conquistadores españoles encontraron a su llegada al continente americano y que hoy constituyen una parte fundamental de la alimentación en el mundo entero. Pero de todos los vegetales y plantas descubiertas sin duda la que más repercusión tuvo y tiene en la nutrición de la humanidad esa es la patata. Los españoles conocieron este cultivo en la primera mitad del siglo XVI de la mano de los incas. En español, la palabra “papa” es una apropiación lingüística del término quechua papa, con idéntico significado. Del cruce entre batata, palabra procedente de la isla La Española, y papa resulta "patata", nombre que, por la similitud de formas, le fue aplicado en un principio por los conquistadores tanto a la papa como a la batata. Sólo a partir del siglo XVIII el término patata es utilizado con el significado de papa. Así, en la mayor parte de España se llaman "patatas", excepto en las Islas Canarias y en parte de Andalucía, donde predomina la palabra "papa", al igual que en el resto de los países hispanoparlantes.

Se piensa que la patata fue llevada desde el antiguo Perú a España a mediados del siglo XVI, más bien como una curiosidad botánica que como alimento. Fue a finales de este siglo cuando las continuas sequías y hambrunas derivadas de las mismas ocurridas en Sevilla, empujaron al administrador de un centro benéfico de la ciudad a comprar "los nuevos tubérculos"que, debido a la reducida demanda que tenían en el mercado, eran vendidos aprecios ridículos. Así empezaron a plantarlas en la huerta del centro para proporcionar comida a los enfermos del hospital, a los presos y a la tropa sin graduación, con esto probaban sus resultados pues las consideraban un alimento peligroso y para gente de baja alcurnia y así salvaban la hambruna que estaban sufriendo. De esta manera, lo que las clases pudientes rechazaban, se convirtió en un magnifico sustento para los desfavorecidos. Los monjes del hospital, vistos los excelentes resultados conseguidos, se dedicaron a plantar patatas y por los alrededores de la capital hispalense comenzaron a vislumbrarse las flores blancas del nuevo cultivo, que durante la primera mitad del siguiente siglo se fue propagando por España y sus cosechas tuvieron como principales consumidores a los soldados y clases pobres. Por el aspecto de la patata la consideraban diabólica,la hicieron responsable de producir la lepra y otras enfermedades contagiosas,la llamaron "raíz del diablo"; fue tal el rechazo que su consumo se consideró inmoral, fue sometida a juicio y condenada a la hoguera.


Campesinos recogiendo patatas. (Vincent Van Gogh)

A finales del siglo XVI la patata ya era un alimento habitual en Italia, Alemania, Polonia y Rusia, no así en Francia. Sería el farmacéutico y gastrónomo Antoine Parmentier quien popularizara el consumo de la patata en ese país a fines del siglo XVIII. Parmentier era conocido por sus banquetes ofreciendo la papa como novedad alimenticia.La dio a conocer en toda Francia como gesto de agradecimiento al sobrevivir gracias a ella cuando fue hecho prisionero por los prusianos. Parmentier afirmó que las patatas habían salvado de morir de hambre a miles de prisioneros cuando regaló sus flores al rey Luis XVI en una recepción en el palacio de Versalles con motivo de su cumpleaños.  

Posteriormente se adoptó su cultivo en la Irlanda del siglo XVII. Durante este siglo, Europa sufrió los efectos de unos inviernos duros que perjudicaron a la producción agrícola, a ello se unieron las enfermedades y las guerras, lo que redujo sensiblemente la mano de obra disponible para el campo. Estas penurias tuvieron una cierta prolongación en el siglo XVIII, a las que se sumaron la inestabilidad social y política de Francia.Durante el siglo XIX llegó a ser el alimento base de la población alimentando grandes ejércitos merced al rendimiento de la patata como alimento— y cuando se desató en las Islas Británicas una plaga de tizón tardío de la patata, que destruyó todas las cosechas y produjo la"Gran Hambruna Irlandesa", que causó la muerte de alrededor de un millón de irlandeses y la emigración de otro millón. En Prusia, Federico II el Grande trató por todos los medios de que se cultivase extensivamente el tubérculo. Su propaganda para la plantación de la patata es menos conocida que sus acciones bélicas, pero en ambas el ejército prusiano desempeñó un importante papel. Se dice que plantó los primeros patatales de Berlín e hizo que los soldados los cuidasen. Entonces, los campesinos, como quería el rey, robaron y probaron esta“manzana de tierra” y más tarde la cultivaron ellos mismos. Es seguro que Federico II ayudó a la aceptación de la papa con un mandato, pues el 24 de marzo de 1756 publicó una circular que ordenaba el cultivo de la patata.

Hemos dado un breve paseo por lo que fueron los inicios de la patata en occidente,hoy en día es parte de toda cocina, ya sea profesional o de la casa y las recetas son tan diversas como lo su producción. Nunca el diablo pudo ser tan generoso.



El cultivo de la patata.

No hay comentarios: