SINFONIA GASTRONOMICA MÚSICA, EROS Y COCINA.


La música compone los ánimos descompuestos y alivia los trabajos que nacen del espíritu.(Miguel de Cervantes Saavedra).


Hubo un tiempo en que sentarse a la mesa significaba «compartir con otros la alegría de degustar un plato exquisito, saborear un buen vino, abandonarse a los placeres físicos e intelectuales». De ello nos habla este libro, de aquel tiempo en que los sabores aparecían adornados por una bella melodía; de las pasiones que pueden provocar una mesa puesta con elegancia, una deliciosa comida, la bebida apropiada y una música cautivadora. En esta Sinfonía gastronómica podremos asistir a un banquete de la Antigua Grecia, en donde los comensales comen recostados, al son de una flauta. O a un festín del Renacimiento, en el cual los platos alternan con originales piezas musicales y teatrales. O a una mesa barroca, con el apogeo de la Tafelmusik, o música de mesa. O a una comida futurista...

Además de darnos a conocer el aprecio y, en algunos casos, la devoción que hacia el arte culinariosintieron genios como Bach, Haendel, Brahms y Verdi, entre otros, el libro nos ofrece recetas para disfrutar de suculentas cenas musicales de distintas épocas. Todo un homenaje a estos placeres de la vida «complementarios e irrenunciables».

No hay comentarios: